«Un cadáver exquisito» de Manuel Benito, bajo la dirección de Juan Pastor. En cartel hasta el 27 de enero, de viernes a domingo, en el Teatro Guindalera.

En ella, FELIPE ANDRÉS interpreta al comisario Melville, el encargado de la investigación.

El argumento parte de un hecho real ocurrido en 1978:

En pleno invierno suizo, dos hombres, uno de ellos polaco y el otro búlgaro, roban el cadáver del actor Charlie Chaplin para pedir un rescate a su viuda. Ella, Oona Chaplin, les asegura que no les va a dar nada por el ataúd ya que, aunque lo amaba, su cadáver no le va a traer de nuevo a su marido. Ellos intentarán por varios medios que Oona les dé dinero. El comisario que investiga el caso necesita la colaboración de Oona para castigar a los secuestradores y dar ejemplo a toda la población inmigrante que llega a su país, pero ella, también inmigrante, no acepta. Los medios de comunicación comienzan a dar la noticia del robo, y la sociedad que rodea a Oona y a la familia Chaplin empieza a presionar para que el caso se resuelva.

Esta obra que trata el tema de la inmigración fue escrita por Manuel Benito dentro del V Laboratorio de Escritura Teatral de la Fundación Sgae.