Ayer se presentó la temporada 8 de «Amar es para siempre», con nuevos personajes y salta a septiembre de 1976, tomando como punto de partida los atentados de Atocha que conmocionaron al país

JUAN DE VERA es ‘Fede’, Federico Puentes, el mejor amigo de Mateo Ordóñez, es un chico de barrio obrero que, sin darse cuenta, es el prototipo perfecto de la nueva generación que se estaba gestando en la España de esa época.

la radio Onda Libertad se convierte en otro epicentro de las tramas con los jóvenes Mateo (Raúl Fernando), Fede (Juan de Vera) y Marina (Alba Gutiérrez). Los tres lucharán por los derechos civiles y denunciarán a través de la emisora las represiones que todavía sufre la España moderna.